La pereza es la falta de ganas de realizar actividades de cualquier tipo. La religión cristiana califica la pereza como un pecado capital.

Y lo cierto es que todos hemos sido “pecadores” en alguna ocasión, por eso a continuación te mostramos una tecnica japonesa que te ayudará a combatir la pereza.