Ser hijo no es una tarea fácil, desde que nacemos tenemos a dos personas, nuestros padres, pendientes de nuestro bienestar las 24 horas del día. Los defraudaremos y también les daremos alegrías pero la verdad es que nunca estamos seguros de que tan buenos hijos estamos siendo. Respondiendo al siguiente test podrás averiguar que puntuación obtendrías como hijo: