La protagonista de esta historia es una niña llamada Rachel Madsen, que fue violada y asesinada en 1929 en un bosque de Estados Unidos.

Por más que se busco e investigó jamas se logró detener al asesino.

Recientemente han aparecido unas fotografías tomadas en Nueva York, en las que se ven a una niña jugando en un bosque, aunque la foto se ve vieja y borrosa fue hecha en marzo de este año.

Lo que mas llamó la atención de los internautas es que las piernas de la niña se ven como borrosas, como si estuviera flotando en el aire, y de ahí surgió el rumor de ‘la niña fantasma’ y lo enlazaron con la historia de Rachel.

Esto llegó a los oídos de varios mediums de la zona que contactaron con la policía, alegando que ellos podrían ayudar a la niña a cruzar ‘al otro lado’.

A partir de esta historia surgió un rumor entre los habitantes de la zona, que decían que se veía a la niña caminando por el bosque todas las noches, y ahí surgió la leyenda de que Rachel vuelve cada noche a buscar venganza contra su asesino.