Anuncios

Theo tiene cuatro años y, como la mayoría de los niños de su edad, ama los dinosaurios asi que le pidió a su padre que le comprara un ‘carnosaurio’ como el de la película de Disney.

Anuncios

Andre Bisson, como todo padre que ama a sus hijos, quiso cumplir el deseo de Theo pero al parecer se confundió al encargar su regalo y terminó con un ‘t-rex’ de 6 metros en su jardín.

Theo le pidió a su padre el dinosaurio más grande y este se puso manos a la obra buscando en jugueterías y páginas de internet sin obtener muchos resultados, hasta que su esposa le compartió el enlace al Parque Tamba, en Jersey, Reino Unido.

Este parque temático estaba vendiendo algunos de los dinosaurios que utilizan para adornar por lo que Andre lo vió como una gran oportunidad

Cuando busqué en el sitio web pensé que tenía unos tres metros de largo y que se ajustaba muy bien a un lado de la bañera de hidromasaje y sería bastante divertido. No fue hasta que los muchachos de Channel Seaways, que hicieron un trabajo épico tratando de sacarlo de Jersey, me dijeron que no cabía en su camioneta, que pensé: “Guau, debe ser de unos seis metros”. Sabía que no encajaría en ningún lugar aparte de mi pequeño jardín.

—Andre Bisson

Anuncios

El «juguete» costó 1.300 dólares además de los costes del traslado e instalación.

Aunque según Andre ha valido cada centavo ya que no solo Theo está feliz, también sus vecinos están maravillados con tener algo así en su vecindario.

Theo no quería ir a la escuela ya que no quería dejarlo, pensó que estaría solo en casa, quería llevarlo en la grúa amarilla. Dijo que tenía hambre, así que cocinamos palitos de pescado y lo alimentamos. Theo y Chaz son los mejores amigos: ¡Tiene un dinosaurio mascota!

—Andre

Anuncios