Es la historia de George Prior, un estadounidense de 50 años Que se propuso el reto de beber 10 latas de Coca-Cola al día durante un mes Para comprobar los efectos que provocaría en el.

hay que añadir George antes del experimento tenía una salud envidiable y cuerpo de gimnasio.

En sólo 30 días incrementó su peso en 10 kilos.

Por si Esto fuera poco también desarrolló una adicción a las bebidas azucaradas, yalgo peor, hipertensión.

Después de terminar el experimento y con tan sólo cuatro días transcurridos sin tomar esta bebida George adelgazó cinco kilos.