Anuncios

Él es Justin, un niño de 7 años de Filipinas. Sus padres y su abuela trabajan todo el día para poder mantener a su familia, por eso es el encargado de su hermanita pequeña de 1 año.

Anuncios

Los deseos de Justin por superarse en la vida son tan grandes que tener que atender a su hermana no es un impedimento para asistir a la escuela.

Su caso se hizo viral, porque a pesar de tener que cuidar todo el día de su hermana no quería faltar a sus obligaciones académicas y se le llevó a la escuela para poder dar sus clases con total normalidad.

La maestra de Justin le tomó una foto en el pupitre haciendo su tarea mientras sujetaba a su hermana y puso lo que Justin le dijo como mensaje:

«No quiero faltar maestra. Traje a mi hermanito de un año porque mi abuela tiene que trabajar todo el día y nadie lo puede cuidar»

Anuncios

Las palabras de este niño llegaron al corazón de todos los filipinos y se hizo mundialmente conocido.

Aunque no todo fue positivo ya que también el caso levantó mucha polémica criticando tanto a los padres ausentes como al gobierno filipino por permitir que se den esas situaciones.

Pero nos quedamos con lo positivo de este caso, y es el ejemplo de superación que nos da este niño, quien quiere puede.

Anuncios
Anuncios