Si has llegado hasta aquí seguramente eres de las personas que vive apagando cualquier aparato eléctrico para que este no consuma tanto y así que no se vea reflejado un gran coste en el recibo de luz, pero lo cierto es que hay algunos aparatos que estando conectados a la corriente siguen consumiendo electricidad aunque estén apagados.

De media hay unos 50 dispositivos y aparatos eléctricos en las casas familiares, que siempre están consumiendo energía a pesar de estar apagados. A continuación te nombramos algunos de ellos:

TV por cable

Si tienes una caja de TV por cable conectada al televisor, esta consume veintiocho vatios cuando está encendida y transmitiendo una película o programa determinado, y veintiseis cuando está apagada. Si ni siquiera vieras la televisión, todavía este aparato consumiría en torno a doscientos veintisiete kilovatios/hora al año.

El ordenador

Muchas personas tienen el mal hábito de dejar el ordenador cerrado conectado a la corriente aunque la batería esté completamente cargada. Aunque parezca increíble, esto puede hacer que se consuman 235 kWh/h al año.

Conexión a Internet y televisiones

En nuestros días aproximadamente el 40% de la población tiene conexión a internet de alta velocidad, lo que supone tener un módem y router. En la mayoría de los hogares jamás se desconectan, al igual que las televisiones, lo que supone un gasto extra en la factura cada mes.

Aparatos comunes 

En la mayoría de hogares hay lavadoras, lavavajillas, microondas, y una infinidad de electrodomésticos que permanecen siempre enchufados a la corriente eléctrica, lo que en principio si no se utiliza no tiene porque ser un problema. Pero en los últimos años esto ha cambiado ya que muchos de los aparatos del hogar más comunes están completamente actualizados, y algunos cuentan con una pantalla digital, o incluso se conectan a una red Wifi, lo que hace que aumente considerablemente su gasto de energía.