Todos hemos oído hablar sobre Drácula y su castillo, pero ¿sabemos la realidad que se esconde detrás de esta tenebrosa historia?

Drácula, el hombre vampiro que habita en un enorme castillo en Transilvania, novela escrita por Bram Stoker en 1897. Todos creemos que es una historia ficticia, sin embargo este relato esta basado en hechos reales.

El escritor de esta novela se basó en Vlad III Tepes o Vlad Draculea, antiguo príncipe de Valaquia. Él fue un gran luchador, sin embargo era conocido porque asesinaba a todos sus enemigos políticos.

Vlad III comía mientras observaba con frialdad como a sus enemigos les atravesaba una viga de madera, estos quedaban vivos durante algunos días solo para el disfrute del principe Vlad III.

Esta forma de castigo era para darle seguridad a su reino, sin embargo este metodo de tortura y asesinato era tan común que en 10 años de mandato Vlad III asesinó a más de 50.000 personas.

El Castillo de Drácula

Este castillo no existe, pero su historia está estrechamente relacionada con El Castillo de Bran, lugar en el que el escritor se inspiró.

No hay ninguna evidencia de que el principe Vlad III viviera en este castillo, tan solo que estuvo ahi reclutado durante dos meses por orden del rey húngaro, que era su rival.

En la actualidad el Castillo de Bran es el segundo lugar más visitado de Rumanía, todo gracias a la tenebrosa historia de Drácula.

¿Que te ha parecido? ¿Te atreverías a visitar este castillo?