Nuevamente nos encontramos con otra bonita historia que se logra gracias a las redes sociales, este caso se desarrolla en Brasil donde se hizo viral un tierno padre que invirtió todos sus ahorros en un puesto de comida para asi ganarse la vida y cubrir los gastos familiares.

Sin embargo la tristeza y decepción pronto se apoderaron de él ya que no conseguía vender nada, pero no contaba con que su mayor ayuda vendría de las redes sociales.

Su propia hija, Natalia, fue quien dio a conocer el negocio de su padre compartiendo una imagen del hombre devastado al lado de su pequeño negocio.

La chica narró que su padre ha sido albañil, intentó ser artista, concejal, guardia de seguridad. De su último empleo fue despedido y entonces decidió invertir lo aue le quedaba para montar este pequeño negocio de comida.

Este hombre en la foto es mi padre, un hombre simple que ha intentado todo en esta vida.

—Natalia

Desafortunadamente no lograba vender nada por lo tanto su hija decidió compartir su imagen en Twitter y como sucedió en otras ocasiones se hizo viral y el milagro sucedió.

Derrepente decenas de personas aparecieron en el negocio y compraron mucha comida. Incluso Natalia tuvo que reponer el alimento cada 30 minutos de lo rápido que la gente lo compraba.

La Plaza del Sosiego en Rio de Janeiro se empezó a llenar de personas que buscaban este puesto de comida. Además hubo mucha gente que se ofreció para repartir la comida a domicilio e incluso para rediseñar la parte publicitaria del negocio para que tenga mayor presencia.