Él es Scott Purdy de 23 años, y asegura que los analgésicos que le recetaron después de tener un accidente lo volvieron gay.

Scott cree que la medicina le hizo más efecto del que debía, ya que presumía de ser todo un ‘macho’ antes de tomar ese medicamento, y ahora asegura que perdió todo el libido y atracción por las mujeres y que esa fue la razón por la que rompió con su novia.

“Noté que mi libido por las mujeres ya no existía y en lugar de eso sentía la necesidad de prestar atención a los hombres”

Es cierto que este medicamento tiene como efecto secundario la pérdida de libido, pero hacía cualquier genero está claro..

Aun así Scott dice no sentirse incómodo tras su cambio drástico de orientación sexual, pero quiere advertir que el uso de este medicamento puede llevar a eso.

“Me tomó un tiempo saber qué era lo que pasaba. Dejé de tomar las medicinas por un par de semanas y mi deseo por los hombres se fue”.

“Pero ahora soy muy feliz. Seguiré tomándolas porque estoy muy feliz con mi sexualidad. Me hacesentir muy abierto. Es liberador”