El joven admitió que su adicción surgió de la soledad que sentía por la fama de sus padres.

En 2015 salió a la luz que el hijo mayor de Tom Hanks y Rita Wilson, Chester Hanks que entonces tenía 24 años, entraría a un centro de desintoxicación después de esconder su adicción por más de 10 años.

Aunque ser el hijo de uno de los actores más famosos de Hollywood suene como algo espectacular y sería el sueño de cualquiera de nosotros, también tiene su parte negativa, y es crecer bajo la sombra del éxito.

A pesar de todo Tom y Rita siempre permanecieron al lado de su hijo, y hoy después de dos años sobrio su padre Tom Hanks le celebra este logro a través de las redes sociales.

Actualmente el joven de 27 años es actor, interprentando a Maron en la serie ‘Empire’ de Fox.

Una prueba más de que si se quiere, se puede.