Es un proceso veterinario muy poco conocido hoy en día pero aunque parezca increíble es cierto.

Mucha gente pensará que es un acto de superficialidad ponerle brackets a un perro, pero realmente es una técnica muy útil para perros con problemas para comer debido a deformidades en sus dientes.

El veterinario Jim Moore ha sido el primero en introducir esta técnica en sus prácticas.

Las ortodoncias dependiendo de las necesidades del perro podrá ser de plástico o metal, incluso se pueden aplicar otros tratamientos de corrección bucal si fueran necesarios.

Hay razas que son más propensas a tener deformidades bucales como son los braquicéfalos (perros chatos).

Se estima que el precio es parecido al de una ortodoncia de una persona.

Wesley ha sido el primer perro en el mundo con ortodoncia.